bienestar spiffy
Consejos

La búsqueda de nuestro bienestar

El bienestar está influido por una serie de factores. Es un concepto subjetivo, ya que cada persona tiene unas necesidades diferentes y se siente mejor o peor en según qué actividades. El bienestar está relacionado con la salud, las relaciones personales, el tiempo de ocio y una situación económica estable.

Por ejemplo, los momentos de relajación son muy importantes para encontrar el equilibrio en nuestra rutina. Podemos sentirnos bien con actividades como un paseo por la playa por la mañana, una sesión de yoga, leer un libro o simplemente con el sonido del mar o el silencio absoluto.

Pero también encontramos el bienestar en nuestra alimentación. Una comida ligera y saludable nos hace sentirnos bien con nosotros mismos. Por ejemplo, un zumo de frutas natural es refrescante y antioxidante y favorece nuestra energía. En definitiva, llevar una dieta equilibrada nos ayudará a nuestro bienestar.

Las relaciones familiares y las amistades saludables también son imprescindibles para encontrar nuestro bienestar. Éste también tiene mucho que ver con la psicología, y el hecho de tener problemas con las personas que nos rodean produce demasiadas preocupaciones que evita conseguir nuestro estado de plenitud. Lo mejor es rodearse de gente agradable y evitar las discusiones.

Tener una economía estable es otro de los factores principales a la hora de hallar nuestro bienestar. Poder asumir todos los gastos y, además, poder disfrutar de un capricho de vez en cuando hace que nos sintamos felices en nuestro interior. Poder hacer una escapada de fin de semana, hacerle el regalo que tanto le gustaba a un hijo/a el día de su cumpleaños, comprarse alguna prenda de ropa que llevas tiempo mirando en el escaparate, etc.

Y hablando de ropa… existe también otro factor que influye en nuestro bienestar. Y es el hecho de sentirnos cómodas cada día. Llevar prendas demasiado ajustadas o un calzado muy bonito pero que oprime nuestros pies impide que nos sintamos bien en nuestro día a día. ¿Verdad que cuando un zapato te roza o te daña el pie te cambia el día por completo? Es imprescindible no basarse siempre en las modas, porque éstas a veces no son prácticas. Lo ideal es apostar por prendas bonitas, que nos favorezcan pero que a la vez sean prácticas y cómodas. Un buen ejemplo es el calzado SPIFFY, nuestros zapatos de piel son especialmente saludables para los pies y realmente cómodos, sin olvidar de las tendencias más actuales. Puedes ver nuestra colección aquí.

En definitiva, todo suma a la hora de encontrar nuestro bienestar, tanto física como psicológicamente, debemos cuidar nuestros hábitos para conseguir sentirnos plenos y satisfechos con nosotros mismos. De este modo, el bienestar está asegurado.

Imagen de Freepik
Entrada anterior Siguiente entrada

También podría gustarte

No hay comentarios

Deja una respuesta

*