Consejos

Mima tus piernas tras el verano

Después de haber pasado unos días en la playa o yendo a la piscina, la piel se resiente. La exposición al sol, el cloro y la sal del mar hacen que nuestra dermis se vea dañada durante el verano. El calor seguramente haya provocado hinchazón o picor en nuestras piernas. El bonito color conseguido comienza a quedarse atrás con la llegada de septiembre y los efectos del verano son visibles… ¡Pero no os preocupéis! Desde Spiffy queremos compartiros una rutina de cuidados para poner a punto nuestras piernas.

Apunta estos tips y ¡empieza a presumir de piernas!

 

  1. Combina frío y calor

Haz baños de contraste de temperatura en la ducha. Esto te ayudará a activar la circulación y así ir recuperando los tejidos.

 

  1. Descansa de tus tacones altos

Si notas las piernas cansadas o débiles, te recomendamos dejes de lado los tacones y pasar unos días con zapatos de tacón medio. Esto no solo ayudarás tus piernas, sino también le dará un descanso a tu cintura y ayudará a tonificar tus pantorrillas.

 

  1. Bebe mucha agua

Lo ideal es que bebas entre 8 y 10 vasos al día. El agua nos ayuda a desintoxicar el organismo e hidrata la piel de dentro hacia afuera. ¡Verás tu piel mucho más luminosa!

 

  1. Usa ropa cómoda.

Los pantalones muy apretados constriñen la circulación y pueden favorecer la celulitis.

 

  1. Aumenta tu ingesta de fibra

Procura incorporar mas fibra en tu alimentación. Puedes hacerlo a través del consumo de fruta, verdura, cereales integrales, salvado, legumbres…

 

  1. Pon las piernas en alto

Cuando estes descansando, alza las piernas unos 30 cm. Esto ayuda a reducir el esfuerzo de las venas para devolver la sangre al corazón.

 

  1. Exfolia tus piernas

Luego de bañarte, humedece y aplica gel exfoliante sobre cada pierna. Hazte masajes con movimientos circulares. Al terminar, enjuaga con agua fría.

 

  1. Humecta e Hidrata

El uso de una crema o aceite hidratante después de la ducha, aún con la piel húmeda, elimina el efecto ‘acartonado’ de la piel y la ayuda a retener el agua y a mantener estable el nivel de su pH.

 

  1. Hazte masajes

Masajea tus piernas con alguna crema rica en vitaminas, retinol o ácido hialurónico aplicándola siempre en sentido ascendente, desde los talones hasta las caderas.

 

Pon en práctica estos consejos y tus piernas se verán ¡suaves y descansadas!

 

 

Entrada anterior Siguiente entrada

También podría gustarte

No hay comentarios

Deja una respuesta

*